Búsqueda en los contenidos de la web

 
Estás en:

Caución

El seguro de Caución,también conocido como seguro de Garantía, viene legislado en el artículo 68 de la Ley del Contrato de Seguro.En ella se establece que con este contrato “el asegurador se obliga, en caso de incumplimiento por el tomador del seguro de sus obligaciones legales o contractuales, a indemnizar al asegurado a título de resarcimiento o penalidad los daños patrimoniales sufridos”. Eso sí, “dentro de los límites establecidos en la Ley o en el contrato”. Es decir, con esta póliza al acreedor (persona física o jurídica con la que se tiene una deuda) se le garantiza que en caso de que el deudor (tomador del seguro) no haga efectivo el pago, el asegurador lo va a hacer en su lugar. En la mayoría de los casos, las empresas que los suscriben lo hacen para responder a una exigencia legal o contractual.

Una de las situaciones más habituales para las que se suscribe un seguro de Caución es en aquella en la que una empresa, que sería el tomador del seguro, es contratada por una Administración Pública (AA.PP.), el asegurado (beneficiario). Con este producto se garantiza ante ésta el cumplimiento del documento firmado.Y es que, la ley relativa a los contratos con la AA.PP. obliga a las empresas contratistas a que constituyan garantías con aquellas con las que formalizan contratos.

Modalidades del seguro de Caución

El ámbito de aplicación del seguro de Caución es bastante amplio. Este tipo de seguro puede exigirse en todas aquellas relaciones jurídicas que requieren o precisan de una garantía adicional que refuerce las obligaciones alcanzadas en ese contrato.

Estas pólizas suelen darse con más frecuencia en los contratos de suministro o ejecución de obra. Dependiendo del origen de la obligación que el tomador del seguro deba garantizar existen distintos tipos de modalidades en el seguro de Caución. Algunas de las más comunes son:

Garantía de Contrato: las coberturas principales de esta modalidad son las de asegurar el mantenimiento de oferta, el cumplimiento del contrato así como garantizar su ejecución o pago anticipado.

Garantías Aduaneras: es la Administración de Aduanas la que exige la contratación de este seguro con el objetivo de asegurar el cobro de ladeuda tributaria.Entre las principales garantías que incluye esta modalidad se encuentran la de depósito aduanero, importación temporal o derecho antidumping.

Garantías para agencias de viajes: para poder ejercer su actividad estas empresas tienen que prestar garantía ante la administración. Otro tipo son las establecidas para agencias minoristas o mayoristas o por apertura de nueva oficina.

Garantía de Fidelidad: destinada a cubrir los depositarios de mercancías o la infidelidad de los empleados. Indemniza al asegurado por los daños patrimoniales sufridos por la apropiación indebida por parte de determinadas personas de fondos propios.

Seguro de Afianzamiento: consiste en una modalidad más específica del seguro de Caución por el que se le garantiza al comprador de una vivienda el reembolso del anticipo que haya dado si la casa no le llega a ser entregada finalmente. En este caso, el tomador es la persona(física o jurídica) que actúa como promotor y los aseguradosson aquellos que adquieren esas viviendas. La Ley 57/1968, obliga a los promotores de viviendas que no sean de protección oficial y estén destinadas a domicilio o residencia familiar a contratar un seguro de Caución si pretenden solicitar anticipos de capital.Mediante este contrato se garantiza a los compradores la devolución de las cantidades entregadas más el 6% de interés anual para el caso de que la construcción no se inicie o no llegue a buen fin por cualquier causa en el plazo convenido.

<< volver